PALOS

La fila de palos anclados en la arena se ha usado como manera de simbolizar las fronteras en las playas vírgenes de Doñana.

El choque de mar en los palos evoca a la espuma y las burbujas cuando se sirve este blanco frizzante.